Una hipoteca verde, es una hipoteca responsable con el medio ambiente, que tiene en cuenta la eficiencia energética de la vivienda para fijar sus condiciones. De esta forma se favorece la compra de viviendas energéticamente eficientes, con un ahorro medio de los hogares de 3000 euros anuales, reduciendo de esta manera la contaminación, buscando un futuro más sostenible, con viviendas sostenibles cuyo impacto ambiental sea reducido.

En una hipoteca verde, el interés es más bajo a medida que la eficiencia energética sea mayor, las viviendas con eficiencia A+ serán las que obtengan mayor rebaja y las tienen G tendrán la menor.

Existe el Plan de Acción sobre Hipotecas Energéticamente Eficientes (EeMAP), donde colaboran más de 37 entidades financieras y 23 organizaciones del Real Estate, que establece las acciones técnicas necesarias para garantizar que los préstamos hipotecarios puedan respaldar la política sobre clima y energía de la UE y contribuir a los objetivos de rehabilitación de edificios. Los bancos de esta manera, pueden desempeñar un papel de liderazgo en los ambiciosos objetivos climáticos y energéticos de Europa, si los productos financieros reconocen y recompensan un mejor rendimiento energético.

¿Cuales son los beneficios de una hipoteca verde?

  • Obtendrás mejores condiciones hipotecarias.
  • Ahorrarás en las facturas del hogar, por menor consumo energético.
  • Compras una vivienda con valor añadido, eficiente y responsable con el medio ambiente.

Muchos creen que las hipotecas verdes están asociadas a viviendas caras, sin embargo no siempre es así, el ahorro que supone en el gasto energético y las mejores condiciones hipotecarias, pueden compensar el precio del inmueble y sobre todo tener la satisfacción que estar siendo responsable con el medio ambiente.

Fecha: 17/10/2019

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Acepto